Mié06282017

Last updateDom, 04 Jun 2017 11pm

Back Está aquí: Portada Religiones Islam y Cristianismo La Biblia dice: “Dios no es un hombre” (Números 23:19)

La Biblia dice: “Dios no es un hombre” (Números 23:19)

La Biblia dice que Dios no es un hombre

La Biblia dice: “Dios no es un hombre” (Números 23:19)

“Porque soy Dios, no un hombre” (Oseas 11:9)

Jesús es nombrado como un hombre muchas veces en la Biblia:

“un hombre que os habla con la verdad” (Juan 8:40)

En Hechos 2:22  “Jesús el Nazareno, un hombre enviado por Dios con los milagros y maravillas y señales que Dios realizó a través de Él entre vosotros, así como sabéis”.

En Hechos 17:31  “Él juzgará al mundo con rectitud a través de un hombre, a quien Él ha designado”.

“…es un hombre,  Cristo Jesús” (1 Tim. 2:5)

Dios no es un hombre; pero Jesús, a quien algunos llaman Dios, sí es un hombre. Por lo tanto, Jesús no es Dios.

1.    La Biblia dice que Dios, no es hijo de los hombres:

“Dios no es un hombre, ni el hijo de un hombre” (Números 23:19).

2.    La Biblia llama a Jesús “El hijo del hombre” o “un hijo del hombre”:

“Y fue el hijo del hombre…” (Mateo 12:40)

“porque el hijo del hombre viene” (Mateo 16:27)

“Hasta que vean al hijo del hombre llegar a su reino” (Mateo 16:28)

“Sabrán que el hijo del hombre tiene la autoridad” (Marcos 2:10)

“A causa del hijo del hombre” (Juan 5:27)

En las escrituras hebreas, las palabras “el hijo del hombre” son utilizadas para referirse a varias personas: (Job 25:6; Salmos 80:17, 144:3; Ezequiel 2:1; 2:3; 2:6; 2:8; 3:1; 3:3; 3:4; 3:10; 3:17; 3:25).

Dios no se contradiría a sí mismo afirmando que no es un hombre, para luego llamarse “hijo del hombre”, palabras que claramente se refieren a seres humanos y no a Dios. No es Dios el autor de esta confusión; de hecho, las palabras “hijo del hombre” son utilizadas con claridad para referirse a personas, incluyendo a Jesús, diferenciándolas evidentemente de Dios, quien no es un “hijo del hombre” según la Biblia.

La Biblia dice que Jesús negó ser Dios:

En Lucas 18:19, cuando un hombre llamó a Jesús ‘Dios’, él respondió: “¿quién dice que yo soy Dios?, Yo no soy Dios, nadie es Dios excepto Dios”

Y en Mateo 19:17 dice: “Y les dijo: ¿Por qué preguntáis quién es Dios?  existe sólo un Dios, si deseáis acercaros a Él en esta vida, seguid sus órdenes”.

Jesús no le enseñaba a la gente que él era Dios, si Jesús hubiera dicho ser Dios, estaría diciendo que Dios es un hombre, y entonces se contradeciría. Jesús siempre negó ser Dios.

4.    La Biblia dice que Dios es más grande que Jesús:

“Mi Padre es más grande que yo” (Juan 14:28)

“Mi Padre es más grande que todo” (Juan 14:29)

Jesús no podía ser Dios si afirmaba que Dios es más grande que él, la creencia cristiana de que ‘Padre e hijo’ son iguales es directamente opuesta a las palabras de Jesús.

5.    Jesús nunca enseñó a sus discípulos que lo adoren a él, a su madre o al espíritu santo, sino que enseñó que debían adorar a Dios y sólo a Dios:

“y cuando oréis decid: Padre nuestro, que estás en los cielos” (Lucas 11:2)

“Ese día no me preguntaréis nada, le pediréis a mi Padre en mi nombre” (Juan 16:23)

“Y ha llegado la hora en que los verdaderos creyentes sólo adorarán a Dios, en su espíritu y con obras” (Juan 4:23)

Si Jesús hubiese sido Dios, hubiese enseñado que él debía ser adorado; en cambio, ordenó adorar sólo al Padre, quien está en los cielos.

La Biblia dice que Jesús oraba y adoraba sólo al verdadero y Único Dios:

“… y sepan todos ustedes, hay un único verdadero Dios, y Jesús Cristo ha sido enviado a ustedes por Él” (Juan 17:3)

Jesús rezó a Dios durante la noche:

“y él continuó rezándole a Dios toda la noche” (Lucas 6:12)

“Así como el hijo del hombre no llegó para ser servido, sino para servir” (Mateo 20:28)

¿Cómo Jesús no invocaría a Dios?

“él volvió su rostro al suelo y oró: ¡Oh, Padre mío!” (Mateo 26:39)

Pablo dijo:

“y durante su vida en la tierra, Jesús imploró a Dios llorando que lo salvara del suplicio y la muerte, y fue escuchado debido a su inmensa piedad” (Hebreos 5:7).

¿A quién le imploraría Jesús llorando?

  ¿A él mismo?

 ¿A quién le imploraba con lágrimas que lo salvara de la muerte?  

Ningún hombre, ni cuerdo ni loco, se implora y ora a sí mismo, evidentemente Jesús no se pedía a sí mismo, sino que le imploraba al Único y Verdadero Dios. El Dios al cual él servía, el Dios que lo envió. ¿No basta esto como prueba de que Jesús no era Dios?

El Sagrado Corán confirma que Jesús negó ser Dios y adoró al Único Dios:

“Ciertamente Dios es mi Señor y vuestro Señor, adoradlo sólo a Él.” (Corán 3:51)