Mié08212019

Last updateJue, 26 Jul 2018 10pm

Back Está aquí: Portada Profeta Personalidad Demostración de que Muhammad es el Último Profeta de Dios

Demostración de que Muhammad es el Último Profeta de Dios

Demostración de que Muhammad es el Último Profeta de Dios

1. El Corán afirma en términos inequívocos que Muhammad, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él (B y P), fue enviado a todos los hombres como apóstol de Dios a quien pertenece el dominio de los cielos y la tierra.

  "Di: "¡Hombres! Yo soy el Enviado de Dios a todos vosotros, de Aquél a Quien pertenece el dominio de los cielos y de la tierra. No hay más dios que El.  El da la vida y da la muerte. ¡Creed, pues en Dios y en su enviado, El Profeta de los gentiles, que cree en Dios y en Sus palabras! ¡Y seguidle! Quizás así seáis bien dirigidos".(Corán, 7:158)

Afirma, igualmente, que Muhammad (B y P) fue enviado como gracia de Dios a todas las criaturas, humanas y no humanas.

"Antes de ti, no enviamos sino a hombres a los que hicimos revelaciones. Si no lo sabéis, !preguntad a la gente de la Amonestación!"(Corán, 21:7)

y que es el apóstol de Dios y el último de los profetas,

"Muhammad (B y P) no es el padre de ninguno de vuestros varones, sino el Enviado de Dios y el sello de los profetas. Dios lo sabe todo".(Corán 33:40)

El Corán es la palabra de Dios y todo lo que dice es la verdad de Dios, que debe ser obedecida por todos los musulmanes y en la que debe reflexionar todo hombre.El mensaje de Muhammad (B y P) no fue simplemente un resurgimiento nacional, un monopolio racial o una redención temporal de la esclavitud y la opresión en el rumbo de la historia.

El mensaje de Muhammad    (B y P) fue y, desde luego, sigue siendo un resurgimiento universal, una bendición común, una herencia supranacional y una liberación espiritual, por los siglos de los siglos.Es una continuación evolutiva de los anteriores mensajes y una incorporación equilibrada de todas las revelaciones precedentes.Trasciende todos los límites de raza, edad, color y rasgos regionales.

Está dirigido a los hombres de todos los tiempos y es, precisamente, lo que el hombre necesita. Un Musulmán cree que Muhammad (B y P) es el último profeta porque el Corán da verdadero testimonio de ello, y porque el mensaje de Muhammad  (B y P)posee las más elevadas cualidades de fe, auténticamente universal y definitivo.

2. El propio Muhammad (B y P) afirmó que era el último profeta de Dios. Ningún musulmán, o si cabe, ninguna persona puede poner en duda la verdad de esta afirmación. A lo largo de su vida Muhammad (B y P) fue conocido como sumamente sincero, honrado y modesto.Su integridad y veracidad fueron indiscutibles, no sólo ante los musulmanes sino ante sus oponentes más recalcitrantes. Su carácter, sus logros espirituales y sus reformas mundanas no tienen paralelo en la historia de la humanidad.Y aún está por ver si pudiera producir la historia un ser igual a Muhammad(B y P).

Dijo que era el último profeta porque fue la verdad de Dios,  y no porque deseara gloria personal o persiguiera ganancia alguna. El triunfo no lo deterioró; su victoria no rebajó sus excelentes virtudes y el poder no corrompió su carácter. Fue incorruptible, coherente e inaccesible a cualquier noción de gloria o beneficio personal. Sus palabras irradian deslumbrante luz de sabiduría y verdad.

3. Muhammad  (B y P)fue el último profeta que cumplió su cometido y finalizó su trabajo en vida, antes de morir. El Corán afirmaba que la religión de Dios había sido perfeccionada, se había completado el favor de Dios con los creyentes, y se había salvaguardado y continuaría preservada la verdad de la revelación. (Corán,5:2)(Corán, 10:9)Cuando murió Muhammad (B y P), la religión del Islam estaba completa y la comunidad de creyentes musulmanes se encontraba firmemente establecida.

El Corán quedó registrado en vida suya y se conservó en su versión original y definitiva, sin alteraciones o correcciones.Todo ello indica que la religión de Dios ha sido establecida aquí en la tierra, la misión de Muhammad (B y P), su ejemplo y sus logros, han demostrado que el Reino de Dios no es un ideal inalcanzable o algo sólo del mundo futuro, sino también de este mundo, algo que existió y floreció en el tiempo de Muhammad (B y P) y que puede existir y florecer en cualquier época en que existan verdaderos creyentes y hombres de fe.

 Por ello, si algún hombre estaba destinado para culminar la misión de los profetas. ¿Quién podría hacerlo sino Muhammad (B y P)? Y si algún libro había sido designado para poner fin a la Revelación ¿Cuán mejor que el Corán? El cumplimiento real de la misión de Muhammad (B y P) en la tierra y el registro auténtico de todo el Corán en su vida no deja indicios de duda, en mente alguna, en lo que se refiere a la afirmación de que fue el último profeta. Basta pensar que un solo hombre, Muhammad (B y P) como enviado de Dios, es la fuente ideológica de toda la civilización islámica, que sacó a la humanidad de la oscuridad de la Edad Media hasta la luz de la modernidad.

4. El decreto divino de que Muhammad  (B y P)es el último profeta se basa en la autenticidad pura y original del Corán, en las realizaciones únicas y definitivas de Muhammad (B y P), en la universalidad del Islam.