La guía del Mensajero (la paz sea con él) en la llamada a la religión (realizar Dawua).

La guía del Mensajero (la paz sea con él) en la llamada a la religión (realizar Dawua).

(Sura Al Hiyr: 94), comenzó a llamar a grandes y pequeños, libres y esclavos, hombres, mujeres y genios hacia el camino de Allah.

 

 

 

Su guía (la paz sea con él) en la paz, la reconciliación y el trato hacia los mensajeros.

 

 

 

  1. Es cierto que él dijo: “Si uno de los musulmanes hace un trato con un no musulmán, todos los musulmanes deben respetar este trato, aunque este musulmán sea pobre o débil.” Al Bujari y Muslim. Y dijo: “Quien hace convenio con un alguna persona, no debe romper nada de él ni cambiar nada hasta que el periodo del pacto se termine, o se le informe que el convenio ha llegado a su fin.” Abu Daud y Tirmidi.
  2. Y dijo: “Soy inocente de quien mata a un hombre seguro.” Ibn Maya.
  3. Cuando los mensajeros de Musaylama llegaron al Profeta y hablaron con él, el Profeta dijo: “Si los mensajeros no pudieran ser matados, os mataría.” “Su manera (Sunna) fue que los apóstoles no podían se matados.” Abu Daud.
  4. Si iba donde el Profeta un mensajero, el Profeta no lo encarcelaba cuando elegía su religión, y lo dejaba volver.
  5. Si sus enemigos convenían con uno de sus Compañeros en un pacto que no perjudicaba a los musulmanes, lo cumplía.
  6. Se reconcilió con Quraish y se estableció una amnistía de 10 años: quien se convertía al Islam y huía hacia donde el Profeta, el Profeta lo dejaría volver; y quien huía con los incrédulos, los incrédulos no lo devolverían. Allah cambió esto con respecto de las mujeres, y ordenó comprobar su situación; de manera que si verificaban que eran creyentes podían protegerlas y no obligarlas a volver con los incrédulos.
  7. Ordenó a los musulmanes a dar algo similar a lo que gastaban en sus dotes a aquéllos cuyas esposas huían hacia los incrédulos.
  8. El Profeta no impedía que los incrédulos recuperaran quien llegaba a él, ni forzaba a nadie a volver.
  9. El Profeta se reconcilió con el pueblo de Jaybar con la condición de que ellos salieran de Jaybar, y tomaran sus equipajes; el Profeta tomó los camellos y las armas.

 

10.  Se reconcilió con ellos con la condición de que pagaran a los musulmanes la mitad del producto de sus tierras cada año. El Profeta mandaba a alguien para que tomara la parte de los musulmanes.

 

 

 

Su guía (la paz sea con él) en llamar a los reyes al camino de Allah, y enviarles profetas y libros.

 

 

 

  1. Cuando regresó de Hudaibia, envió mensajes a los reyes para llamarlos al Islam, y escribió al rey de los romanos, quien tuvo la intención de convertirse al Islam, pero no lo hizo.
  2. Él envió un mensajero para llamar a Negashi al Islam, quien luego se convirtió al Islam.
  3. Él envió a Abu Mousa Al Ashari y Muaz Bin Jabal a Yemen, donde la gente abrazó el Islam voluntariamente, sin combate.

 

 

 

Su guía (la paz sea con él) en el trato hacia los hipócritas.

 

 

 

  1. El Profeta aceptaba los dichos de los hipócritas; aunque sabía sus secretos hablaba con ellos a través del argumento, se apartaba y era duro con ellos.
  2. Prohibía matar a los hipócritas para unir sus corazones, y dijo que lo hacía “Para que la gente no diga que Muhammad mata a sus compañeros.” Al Bujari y Muslim.