Dom11192017

Last updateDom, 04 Jun 2017 11pm

Back Está aquí: Portada Profeta Dicen sobre el profeta Grandes personalidades del mundo opinan sobre el Islam: Gandhi

Grandes personalidades del mundo opinan sobre el Islam: Gandhi

Mahatma Gandhi, el héroe de la independencia india, nació en la ciudad de Porbtandar. Su padre era el clérigo cristiano superior en rango de la ciudad y tenía una gran fortuna. Gandhi cursó sus estudios de bachillerato en el Reino Unido. Tras completar su formación, regresó a la India.

En 1893, fue destinado a Sudáfrica por una firma india y pudo contemplar allí las duras condiciones en las que vivían y trabajaban los ciudadanos de origen indio y el inhumano trato al que eran sometidos. Gandhi lideró la lucha en favor de la mejora de los derechos políticos de esta minoría. Más tarde, fue detenido y encarcelado por las autoridades sudafricanas. Sin embargo, él no abandonó su lucha.

 

En 1914, Gandhi abandonó su trabajo como abogado en Sudáfrica y volvió a la India para iniciar la lucha en favor de la independencia. Él gastó todas sus propiedades personales y su herencia con el fin de promover su causa. Asimismo, cooperó con la Liga Musulmana de la India, una organización que los musulmanes indios crearon en 1906 con el fin de liberar a su nación del colonialismo británico. Él también habló acerca del ideal espiritual de la unidad hindú-musulmana.

 

Gandhi indujo a los indios a abandonar el servicio civil en la Administración colonial y a llevar a cabo protestas silenciosas y una campaña de resistencia pasiva. Su única ropa era ya entonces una pieza de tela blanca que envolvía su cuerpo desnudo. La primera reacción de las autoridades británicas fue la de burlarse de él. Sin embargo, no les llevó mucho tiempo el comprender, con asombro y desmayo, que Gandhi, que creía firmemente en sus propios ideales y estaba dispuesto a sacrificar toda su existencia en pro de la lucha por la independencia de su país, estaba liderando y movilizando a millones de indios en contra de su dominio. Finalmente, sus esfuerzos tuvieron éxito e India alcanzó su independencia. Los hindúes le llamaron "Mahatma", que significa "el bendecido".

Gandhi estudió el Islam y el Corán con una meticulosa atención. Él se convirtió en un sincero admirador de la religión islámica. Él escribió sobre este tema: "Los musulmanes nunca han caído en la arrogancia incluso en los tiempos de su mayor grandeza y triunfo. El Islam alienta la admiración hacia el Creador del mundo y Sus obras. Cuando Occidente vivía en un período de terrible oscuridad, la resplandeciente estrella del Islam que brillaba en el Este trajo luz, paz y alivio a nuestro sufrido mundo. El Islam no es una religión falsa. Cuando los hindúes estudien esta religión con el debido respeto, sentirán también la misma simpatía que yo siento hacia el Islam. He leído los libros que hablan acerca de la vida del Profeta del Islam y de aquellos que estuvieron cerca de él. Estos libros me interesaron profundamente; tanto, que cuando terminé de leerlos, lamenté que se hubieran acabado. He llegado a la conclusión de que la rápida expansión del Islam no se realizó por medio de la espada. Por el contrario, se debió, sobre todo, a su notable simplicidad, su lógica, la gran modestia de su Profeta, su escrupuloso respeto de las promesas realizadas, su ilimitada devoción hacia cada musulmán, su carácter intrépido, su falta de temor, su confianza absoluta en Dios y su propia misión. Estas cualidades, y no la espada, fueron las que le permitieron vencer todos los obstáculos.

El Islam ha abrogado la vida monacal. En el Islam no hay nadie que se interponga entre Allahta´ala y Su siervo. El Islam es también la religión que ordenó el establecimiento de la justicia social desde el principio. No existe ninguna institución (o iglesia) entre el Creador y lo creado. Cualquier que lea el Corán, aprenderá los mandamientos de Allahy los obedecerá. No hay nada que obstruya la relación entre Allahy la persona a este respecto. Mientras que en el Cristianismo se introdujeron muchos cambios, como resultado de sus propias limitaciones, en el Islam no ha habido alteraciones y se ha preservado su prístina pureza. Al Cristianismo le falta el espíritu democrático. El equipar a esta religión con un espíritu más democrático ha requerido un incremento del celo nacional de los cristianos y reformas concomitantes."

Gandhi añade: "Alguien ha dicho que los europeos en Sudáfrica temen el advenimiento del Islam – el Islam que civilizó España, que llevó la luz de su antorcha a Marruecos y que predicó al mundo el evangelio de la hermandad. No es de extrañar que los europeos de Sudáfrica teman el advenimiento del Islam. Éste podría llevar a los hombres de color a afirmar su igualdad con respecto a los de raza blanca. Si la hermandad (entre las razas) es un pecado, entonces ellos hacen bien en temerlo. Dado que el Islam enseña la igualdad entre las todas las razas, incluyendo las de color, entonces su aprensión está bien fundada."