Jue11232017

Last updateDom, 04 Jun 2017 11pm

Back Está aquí: Portada Milagros En El Corán El Islam y la gripe porcina (A/H1N1)

El Islam y la gripe porcina (A/H1N1)

El Islam y la gripe porcina (A/H1N1)
El Islam y la gripe porcina (A/H1N1)

¿Qué es la gripe porcina?

A esta pregunta nos responde el Dr. Abu Baker Ash-Shafi’i, otorrinolaringó logo de la clínica Al ‘Imadi en Doha; él dice: “Este tipo de gripe es una enfermedad respiratoria que pertenece al grupo de los virus ‘A’ y que afecta a los cerdos. Su contagio es extremadamente alto, mientras el índice de mortalidad es relativamente bajo, del 1 al 4%, y se transmite por contacto directo e indirecto.

 Para evitar esta enfermedad los equipos de salud de cada nación vacunan periódicamente a estos animales contra la gripe.Las sub categorías del virus de la gripe porcina que se encuentran en los cerdos son por lo general las cepas H1N1, pero pueden ser también H1N2, H3N1 o H3N2, que provocan los mismos síntomas. Los cerdos pueden ser contagiados también por la gripe aviar y el tipo de influenza o gripe humana que esté en temporada; además, los cerdos pueden contagiarse de varios tipos de gripe al mismo tiempo.

Se cree que el tipo H3N2 es de origen humano, y estos animales la adquirieron inicialmente de las personas. El hecho de que estos animales puedan adquirir varias clases de gripe a la vez permite que el virus mute combinando sus genes con los de otros virus, resultando nuevas clases cuyos orígenes son diferentes”.

¿Pueden los seres humanos contagiarse de gripe porcina?

En general, la influenza porcina afecta específicamente a los cerdos y no infecta a los seres humanos, aunque algunos virus que han variado o mutado pueden saltar la barrera de la especie e infectar sobre todo a las personas que están en contacto cercano con cerdos.También se han producido algunos –muy pocos– casos en que la enfermedad se transmitió exclusivamente entre seres humanos. Se cree que el contagio entre seres humanos es muy parecido al de la gripe común: a través de la tos o el estornudo.

¿Cuáles son los síntomas?

Generalmente los síntomas clínicos son similares a los de la gripe común, pero también se puede presentar una amplia gama de otros síntomas, que van desde infecciones asintomáticas hasta neumonías severas que pueden provocar la muerte.A veces las personas afectadas no muestran signos de haber contraído la enfermedad, pero de todas formas son portadoras y pueden contagiar a otros.

¿Cómo prevenir el contagio?

El Dr. Ash-Shafi’i nos hace las siguientes recomendación, que al final son las mismas que se han hecho en todo el mundo inmediatamente después de lanzarse la alerta de peligro a causa de esta enfermedad: “Es importante reforzar la cultura de la higiene, lavarse bien las manos constantemente, al estornudar usar pañuelos desechables y depositarlos en la basura inmediatamente, no besarse, no rascarse y, en caso de tener alguno de los síntomas, dirigirse inmediatamente ante las autoridades sanitarias para que le hagan las pruebas necesarias que determinen si tiene la gripe porcina o se trata de una gripe común”.

¿Hay alguna vacuna contra esta enfermedad?

Dice el Dr. Ash-Shafi’i: “Hasta el momento no se conoce de ningún tipo de anticuerpo efectivo para combatir este tipo de virus. Tampoco se sabe si las vacunas existentes contra la gripe común tienen algún efecto sobre esta clase de gripe. La OMS advierte que por ahora la información disponible es insuficiente para hacer recomendaciones sobre el uso de antivirales en la prevención y tratamiento de infección en humanos por virus de influenza porcina, pero las autoridades estadounidenses han informado que dos medicamentos, el Tamiflu y el Relenza, son efectivos para combatir los casos que se han dado hasta ahora. Algunos países tienen reservas de medicamentos antivirales que tratan efectivamente la gripe común.

De todas formas, algunos virus de influenza desarrollan resistencia a los antivirales y vuelven obsoletos los tratamientos disponibles”.Por el momento no hay nada que podamos hacer para acabar con esta enfermedad, pero lo que sí podemos hacer es frenar su expansión evitando que se convierta en una pandemia y que miles de personas mueran. En el Islam, desde hace 14 siglos, Al-lah y Su Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos enseñaron a prevenir esta enfermedad en específico, y cómo evitar la trasmisión y contagio de enfermedades de alto riesgo, tema que trataremos en la siguiente parte de este tema.

Continúa…

El Islam y la gripe porcina (A/H1N1) – II

¿Por qué prohíbe el Islam el cerdo?

El Islam, desde hace 14 siglos, previno a la humanidad entera de los daños que causa no solo el consumo de la carne de cerdo, sino también la crianza y comercializació n de cualquier producto derivado de este animal.La manera en cómo el Islam previene la aparición de enfermedades provenientes del cerdo es prohibiendo rotundamente cualquier tipo de contacto con dicho animal. La pregunta

¿Por qué prohíbe el Islam el cerdo?”

es una cuestión que ha generado polémica debido a que la gente que consume, comercializa y cría puercos, criticaba siempre a los musulmanes por su posición frente al tema, hasta que fueron víctimas de esta amenaza que pone en peligro al planeta entero.

A continuación analizaremos 8 causas médicas que se suman a las muchas otras razones por las cuales el Islam prohíbe el cerdo.El Doctor Husam Mus-tafa Al Birumi, miembro del Comité Mundial de la Salud en Canadá, nos enumera las enfermedades que el cerdo trasmite al ser humano:

1. Todos los seres vivos eliminan el acido úrico de su cuerpo a través de la orina por el veneno que contiene y los riesgos para la salud. Sin embargo, el cerdo elimina solo el 2%, el 98% restante permanece en su carne. Esto significa que las personas que consume puerco, ingieren también está gran cantidad de acido úrico, lo que trae como consecuencia que se eleve el índice de artritis en ellos, a diferencia de la gente que come de otras carnes.

2. La carne de cerdo es muy difícil de digerir, nuestro organismo necesita más de 4 horas para este proceso, para obtener al final menos del 14% de proteínas. Tanto esfuerzo por una cantidad tan baja solo sugiere que esta carne no es nada beneficiosa, en comparación con otros tipos de carnes que sí nos benefician sin que nuestro organismo tenga que tomar tantas horas en asimilarlas. Esto significa también que la gente que prefiere consumir la carne de puerco, sabiendo aún los daños que le produce, está desperdiciando su dinero, pues el cerdo es mucho más costoso que otro tipo de carnes, en la mayoría de países.

3. La carne de cerdo presenta una gran concentración de la hormona somatotropa u hormona del crecimiento que, al ser consumida por el ser humano, incrementa el desarrollo de las células cancerígenas, de existir en el cuerpo.

4. El alto nivel de grasa que contiene el cerdo es, al igual que su carne, difícil de digerir. Además, está compuesta en su mayoría por colesterol dañino, el cual pasa directamente al torrente sanguíneo y promueve significativamente la obstrucción de las arterias, aumentando el riesgo de infarto.

5. La grasa del cerdo se deposita en el cuerpo del hombre en el mismo lugar que se encontraba en el animal. Este es un hecho realmente anormal, nos indica que si esta grasa proviene de la parte abdominal del puerco, se depositará en la misma parte de la persona que lo consume, contribuyendo al deterioro y deformación de su cuerpo.

6. El consumo de carne de cerdo da lugar al incremento de problemas y enfermedades de la piel y a la aparición de granos, espinillas, pústulas y bolsitas de grasa, porque su carne contiene un alto índice de Histamina, la cual intervine decisivamente en las reacciones de hipersensibilidad inmediata y alérgica.

7. La carne de cerdo es fuente de más de 57 enfermedades parasitarias, bacterianas y virales que se trasmiten al ser humano. Un ejemplo bien conocido es la triquinelosis, mejor conocida como triquinosis, enfermedad causada por el parásito trichinella, cuyas larvas se encuentran en abundancia en la carne de cualquier cerdo. Estos parásitos tienden a invadir los tejidos musculares, incluyendo el corazón y el diafragma (el músculo de la respiración bajo los pulmones), y también pueden afectar los pulmones y el cerebro, es tan peligrosa que puede causar la muerte. Un investigador estadounidense publicó en Archives of internal medicine, del 6 de noviembre de 2001, que el famoso músico alemán Mozart (1791) murió 44 días después de haber consumido cerdo y 15 luego de aparecer los síntomas.

8. El cerdo es un animal potencialmente peligroso para el ser humano porque es una fábrica viva de virus que son fácilmente transmisibles al hombre. La mejor carta de presentación de lo peligroso que es esta especie para las personas, es la lamentable enfermedad que tiene aterrorizado a todo el planeta.Dice Al-lah (lo que se interpreta en español):

 {Di: No encuentro en lo que me ha sido revelado otra cosa que se prohíba comer salvo la carne del animal muerto por causa natural, la sangre derramada, la carne de cerdo porque es una inmundicia vedada, y la carne de todo animal que por desvío haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Al-lah…} [Corán 6:145], y: {Se os ha prohibido [beneficiaros de] la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, la del animal que haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Al-lah. Pero si alguien se ve forzado [a ingerirlos] por hambre, sin intención de pecar ni excederse, no será un pecado para él. Ciertamente Al-lah es Absolvedor, Indulgente.} [Corán 2:173]

Después de lo anterior, ¿queda alguna duda sobre lo acertada que es la posición del Islam al prohibir cualquier tipo de contacto con el cerdo?

Continúa…

El Islam y la gripe porcina (A/H1N1) – III

¿Qué medidas enseña el Islam para evitar epidemias?

La posición del Islam con respecto a la salud, la prevención de enfermedades y el cuidado del cuerpo, es única y no tiene igual ni comparación con ninguna otra religión. Desde lo más básico hasta lo más complejo, el Islam considera que todo lo que se haga para que el ser humano se mantenga saludable es una forma de adoración por la cual Al-lah Recompensará. El aseo personal y la limpieza de la vestimenta y los lugares donde nos encontremos son los primeros pasos que el Islam nos enseña a seguir en el camino de la salud.

No hay un solo libro de Sharia’h (jurisprudencia islámica) que no inicie con el capítulo de la limpieza, esto porque la principal de todas las formas de adoración, As-salah (la oración), no es válida si no se cumple con Al Wudu’ (la ablución) o si la ropa o el lugar donde se va a realizar no están puros. Al-lah, el Altísimo, Exalta a las personas por su limpieza, Dice (lo que se interpreta en español): {…ciertamente Al-lah Ama a los que se arrepienten y purifican} [Corán 2: 222]. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “La pureza y limpieza es la mitad de la fe” [Muslim]; “La limpieza llama a la fe…” [At-tabarani]; “Aseaos, pues el Islam es limpieza”; y: “Aseaos para que os destaquéis entre todas las naciones por la limpieza”.

Por su parte, el argot popular de los musulmanes, basado en las anteriores enseñanzas, popularizó la frase: “La limpieza es parte de la fe”.En el desierto cada gota de agua vale por oro; pese a esto,el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, enseñó que bajo estas difíciles condiciones la persona debía, por lo menos, bañarse todo el cuerpo una vez a la semana, como lo relata Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, en el hadiz trasmitido por Bujari y Muslim.

De igual forma, nos muestra su gran preocupación por la higiene bucal al punto que casi hace el uso de As-Siwak (rama de un árbol que se usaba como cepillo) obligatorio. En cuanto al cabello y su cuidado, dijo: “Quien tenga cabello que lo cuide” [Abu Dawud].

La casa y los lugares públicos no podían pasar por alto, en un hadiz Ibn Mas’ud, que Al-lah Esté complacido con él, nos relató que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Ciertamente Al-lah es Bello, Bueno y Limpio, y le Gusta la belleza, la bondad, y la limpieza; así que limpiad los jardines y no seáis sucios como los demás” [Muslim]; y en otros relatos encontramos que prohíbe que la gente haga sus necesidades fisiológicas en los sitios públicos y las calles, incluso maldijo a quien hiciera esto. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, estableció que cuando una persona estornuda, tose o bosteza debe cubrirse la nariz y la boca. El Islam también promueve conductas preventivas para no permitir que las enfermedades contagiosas se conviertan en epidemias y se extienda a otros pueblos y naciones.

 En una ocasión, un leproso venía a Medina junto con una expedición de Zaqib, y el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, le pidió que volviera a su región, y dijo: “Cuando habléis con un leproso que haya una distancia de una o dos lanzas entre él y vosotros”.

En un hadiz que podemos usar de ejemplo para la situación que estamos viviendo hoy en día, nos dijo el Mensajero de Al-lah: “Cuando sepáis que hay una ciudad o región en la que la peste haya contagiado a su gente, no vayáis allí; y si estáis en esa tierra en la que esa enfermedad se ha esparcido, no salgáis de ella”.

Las anteriores enseñanzas y palabras fueron expresadas por el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, hace 14 siglos; curiosamente, notamos que la medicina moderna, específicamente la infectología, aconsejan todo lo anterior para evitar que una enfermedad se convierta en epidemia y posteriormente en pandemia.Para terminar, queremos mencionar que el Islam promueve el estudio y la investigación científica que busca hallar la cura a las enfermedades que afectan al ser humano, nos dice el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam: “Busquen la cura, pues Al-lah no Ha hecho que descienda una enfermedad sin enviar junto a ella su medicina”.
Fuente: Islam Web
 

Por DR/ Zaglol El Naggar
www.zelnaggar.com