Jue11232017

Last updateDom, 04 Jun 2017 11pm

Back Está aquí: Portada Milagros En El Corán Los versículos cósmicos en la sura de (Los Grupos)

Los versículos cósmicos en la sura de (Los Grupos)

Los versículos cósmicos en la sura de (Los Grupos)
Los versículos cósmicos en la sura de (Los Grupos)
Los versículos cósmicos en la sura de (Los Grupos)

(Allah  es el Creador de todas las cosas y el Protector de todo ello). (62/39) 

Esta noble áyat (versículo) vino a comienzos de la quinta parte de la sura de Al Zumar o de los grupos, que es una sura mequinense (bajada en La Mekka), de 75 áyát (versículos), después de “albasmala” (albasmala: “En el nombre de Allah , el Compasivo, el Misericordioso”), y se debe esa denominación a que fue mencionado en ella la conducción de los incrédulos y los idólatras en el día de la resurrección al Infierno en grupos, y a la conducción de los creyentes que tienen fe en un solo dios al Paraíso en grupos.

 El eje principal de la sura de “Los grupos” gira en torno al asunto de la creencia aunque contiene también unos vistazos sobre la naturaleza del alma del ser humano, sobre los destinos de los creyentes y de los incrédulos en la otra vida, y sobre lo que sufrieron los pueblos anteriores, y la sura utilizó algunos ejemplos e incluyó numerosos signos cósmicos que reflejan la ilimitada fuerza divina en la creatividad de las criaturas y en realizar la Resurrección.      

 Los versículos cósmicos:  

1) “Ha creado los cielos y la tierra con la verdad, desplaza en círculo la noche sobre el día y desplaza en círculo el día sobre la noche y ha sometido a Su mandato al sol y a la luna, que siguen su curso hasta que se cumpla un plazo fijado. ¿Acaso no es Él, el Poderoso, el Muy Perdonador?” . (5/39) 

 2) Os creó de un sólo alma de la que luego hizo a su pareja, e hizo descender para vosotros ocho especies de ganado. Os crea en los vientres de vuestras madres, creación tras creación, dentro de  tres tinieblas. Ese es A-llah, vuestro Señor, Suya es la Soberanía; no hay dios sino Él. ¿Cómo entonces os apartáis? (6/39) 

 3) ¿Es que no has visto que Allah  hace que desciende agua del cielo y que se filtre en los manantiales de la tierra y que gracias a ella salgan plantas de color variado que luego se marchitan y los ves amarillentos, convirtiéndolos después en desecho? Es cierto que en eso hay un recuerdo para los dotados de intelecto. (21/39)

4) “Tú morirás y ellos morirán”.  (30/39)

5) “A-llah se lleva las almas cuando les llega la muerte y se lleva las que aún no han muerto durante el sueño, para luego retener a aquéllas cuya muerte decretó y devolver a las demás hasta que cumplan un plazo fijado, realmente en eso hay signos para la gente que reflexiona.”. (42/39)

6) Di: ¡Oh Allah ! El Creador de los cielos y de la tierra, El Conocedor del Oculto y de lo Visto, Tú juzgarás entre Tus siervos sobre aquello en lo que discrepaban. (46/39)

7) “Allah  es el Creador de todas las cosas y el Protector de todo ello”. (62/39)

8) No han apreciado a Allah  en Su verdadera magnitud, mientras la tierra entera esté en Su puño el Día del Levantamiento y los cielos plegados en Su mano derecha:¡Gloria a Él y sea exaltado por encima de lo que asocian!.(67/39) 

9) Y brillará la tierra con la luz de tu Señor, se colocará el Libro, se hará venir a los profetas y a los testigos y se juzgará entre ellos sin que sufran injusticia. (69/39)

Cada uno de estos versículos requiere un especial tratamiento en la exposición de los aspectos milagrosos científicos que se mencionan en ella, y debido a que este no es momento para que se pueda abordar todos estos nueve versículos de una sola vez, voy a limitar mis palabras aquí solo sobre el séptimo versículo de entre la lista mencionada. Y antes de empezar, veo que debo ofrecer algunos comentarios de los intérpretes en la explicación de este noble versículo.

 Algunos comentarios de los intérpretes:

 En la explicación de sus Palabras, Enaltecido sea: “Allah  es el Creador de todas las cosas y el Protector de todo ello”.(62/39)

 El autor del libro (Zilal “las sombras”), que Allah  le conceda su larga misericordia, escribió lo siguiente:

“Esta última parte de la sura ofrece la verdad de la práctica de la unicidad en el sentido de la existencia de un solo Creador que lo creó todo, el Dueño y el Controlador de todo, pues se desvanece la invitación de los incrédulos al Profeta, que las Bendiciones y la Paz de Allah  sean sobre él, a participar con ellos en la adoración de sus dioses a cambio de que ellos participen en la adoración de su Señor!!, y aparece tal invitación como extraña mientras que Allah  es el Creador de todo, y el Controlador en el reino de los cielos y de la tierra sin partícipe. Por tanto, ¿Cómo se puede adorar a otros mientras que solo Él tiene las riendas del poder de los cielos y de la tierra?”

De las evidencias científicas en el noble versículo:

Recoge este noble versículo que todo lo incluido en la existencia con sus dos caras, el mundo oculto y el visible, es el resultado de la creación de Allah , hecho con su ciencia, sabiduría y poder, y amparado por su cuidado y misericordia, las cuales, si se llegan a ausentar por un segundo o menos que eso, se destruiría y sería su final. De las criaturas del mundo oculto Allah  nos informa sobre los ángeles y los genios, y de las del mundo visible nos informa acerca del ser humano, el reino animal y el vegetal (de los seres vivos) , acerca de los diferentes tipos de materia y de energía (de los inertes), y acerca de los espacios y los tiempos, que son las dimensiones de la existencia material.El proceso de la creación con sus tres dimensiones: La creación del Universo, La creación de la vida y la creación del humano se trata de una operación oculta que no fue vista por el humano, por lo que Allah  (Glorificado y Enaltecido sea) en su sapientísimo libro dice:

(No los tomé como testigos sobre la creación de los cielos y de la tierra ni de su propia creación; como tampoco tomé a los extraviadores como auxiliares). (51/18)

 Sin embargo, nuestro señor dice (Glorificado sea).

(Di: ¡Id por la tierra y mirad cómo empezó la creación!. Luego Allah hará surgir la última creación, es cierto que Allah tiene poder sobre todas las cosas). (20/29)

Y el tratamiento de estos dos versículos conjuntamente, aclara que a pesar de que el ser humano no era testigo sobre la creación dado que ésta precedió a la suya, Allah  (Enaltecido sea), nos dejó en las rocas de la tierra y en la cara del cielo signos evidentes que pueden ayudar al ser humano, quien cree en Allah , a llegar a una concepción correcta sobre cómo nació la creación.
Mientras que el incrédulo, aunque vea estos signos evidentes y los toque con sus propias manos, tratará de atribuir su creación a otro distinto de Allah , pues se desvía entre un caudal de supuestos y tesis que le hacen extraviarse de la verdad y que no le conducen a nada.

Por esta razón vino la afirmación en este noble versículo:

“Allah  es el Creador de todas las cosas y el Protector de todo ello”.(62/39)

Como viene en otros numerosos versículos coránico, acerca de la verdad de la creación, a fin de no desviar a los creyentes por las sendas de los extraviados, de los incrédulos y los idólatras que se desvían y desvían  a toda la humanidad hasta en tiempos de la ciencia y de la tecnología en que vivimos.De aquí que se ha recogido el verbo “Crear”, con sus derivaciones diferentes, 252 veces en el noble Corán, afirmando que Allah  (Enaltecido sea) es el creador de todas las formas de creación.

El laberinto de los incrédulos en dos asuntos: la antigüedad del Universo y la graduada habitabilidad de la vida en la tierra.

En un intento de denegar la creación y a Su Creador, los incrédulos pretendieron desde antiguo la eternidad del mundo, y vinieron los descubrimientos científicos para probar la antigüedad del universo, y de la vida sobre la tierra, lo que hizo que los ateos pensaron que esto venía a apoyar sus pretensiones.

También vino la operación del descubrimiento de las etapas en la creación desde la creación de los primeros ladrillos de la materia hasta la creación de cada uno de los sólidos, plantas y animales hasta coronar la vida con la creación del humano, este ser superior como le describió Allah  (Glorificado y Enaltecido sea), y con estos descubrimientos, los incrédulos imaginaron que se trataba de apoyos a su falsa pretensión del azar en la creación, pretensión que no está basado en una sola evidencia.  Pues nuestro señor (Ensalzado y Enaltecido sea), creó toda la creación en etapas largas – aunque por su poder pueda ordenar a la cosa que sea y será – y se debe a dos causas claras:

Primero: Allah  (Enaltecido sea) quiere con esto dar al ser humano que medita sobre el universo, la oportunidad suficiente para entender las normas de Allah  con las cuales se maneja toda la creación a fin de que pueda usarlos perfectamente en la habitabilidad de la tierra, así como para que pueda ver a través de todas ellas algo del poder del Creador, el Omnipotente, de su ciencia, sabiduría, y le lleve a inclinarse adorándole y obedeciéndole, y para que ver la unicidad en el establecimiento del universo, que refleja la unicidad del Creador, el Omnipotente, así como para que pueda ver la bipolaridad de todas las criaturas desde las substancias primarias de la materia hasta el hombre como testimonio sobre la unicidad completa e ilimitada de Allah  , El Creador por encima de todas sus criaturas, esa unicidad sobre la que no hay un rival, ni un partícipe, pues todo es gracias a la creatividad de su creación, y a la perfección de su obra pues ¿cómo puede alguien atreverse a alzarse al nivel de la Divinidad?. 


(Y han caído en la incredulidad los que dicen: Allah es el tercero de tres, cuando no hay sino un Único Dios., Si no dejan de decir lo que dicen, ésos que han caído en la incredulidad tendrán un castigo doloroso).(5./73)

 Segundo:

Que si el tiempo es uno de los límites para el hombre y para los otros tipos de criaturas, pues es de la creación de Allah , y lo creado nunca podrá poner límites a su Creador, pues a pesar de todo lo extenso del tiempo, no deja de estar entre dos dedos de los de Allah  (Enaltecido sea) controlándolo como quiera. Y en lugar de entender el asunto en este marco los pretendientes de la materialidad se lanzaron en la suposición equivocada negando la creación y su Creador (Ensalzado y Enaltecido sea) pretendiendo la eternidad del universo o su aleatoriedad que son contradictorias con todas las observaciones científicas minuciosas sobre las rocas de la tierra y sobre la cara del cielo. De aquí vino el noble versículo que estamos explicando ahora, y vinieron otros cientos de versículos para atestiguar que Allah  (Enaltecido sea) es el Creador de todo, lo cual refuta la pretensión de la eternidad de la creación o la desordenación en su creación.  

La antigüedad del Universo, y la negación de su eternidad e
inmortalidad confirman la verdad de la creación:

Las observaciones científicas en la parte perceptible del universo confirman que la temperatura se mueve continuamente de los cuerpos calurosos a los fríos y si fuese el universo inmortal como pretenden los desviadores, entonces serían idénticas las temperaturas de todos los cuerpos del universo, y hubiera terminado su creación desde hace tiempo, pero la continuación de la existencia del universo con la continuación del movimiento de la temperatura niega su eternidad como niega su inmortalidad, confirmando que fue creada, y reciente, que tiene un comienzo estimado por los científicos de hoy en más de diez billones de años (aproximadamente 14 billones de años), y que debe tener un final un día que sólo conoce su Creador ( Ensalzado y Enaltecido sea), y si las normas que gobiernan el universo hoy día indican la obligatoriedad de que sea realizada, aunque sin precisar cuándo, entre otras cosas, que el sol pierde parte de su masa cada segundo en forma de energía, lo que equivale a 4,6 millones de toneladas, del mismo modo la pierden también las estrellas, pues su finalización será en un momento que determina su Creador (glorificada sea su poder) que ha hecho descender para nosotros su sapientísimo libro en el que dice:

(Te preguntarán acerca de la Hora, de cuándo llegará. Di: La verdad es que el conocimiento sobre ello está junto a mi Señor y sólo Él, en su momento, la hará aparecer.  Pesa en los cielos y en la tierra y no os llegará sino de repente. Te preguntan como si estuvieras al tanto de ella; di: Sólo Allah sabe de ella, sin embargo la mayor parte de los hombres no saben.(187 /7) 

La gran explosión confirma la verdad de la creación:

De las verdades a las que llegaron los astrónomos desde los comienzos del siglo veinte, la de la ampliación del universo a la que el Corán había hecho referencia con las Palabras de Allah  (Glorificado, y Enaltecido sea):
                                

Hemos edificado el cielo con solidez. Somos capaces

Los astrónomos dijeron que si regresamos al pasado con esta extensión, encontraremos cada uno de los materiales del universo y su energía con su lugar y su tiempo en un solo cuerpo celeste cuyo volumen va disminuyendo hasta desvanecerse y se agrande en la cantidad de materia y energía hasta  alcanzar tal grado que la mente humana no puede imaginar. Y que este cuerpo celeste primitivo explota transformándose en una nube de humo de la que fue creada la tierra y los cielos. Esta tesis fue llamada la tesis de la gran explosión, y de sus evidencias, la extensión del universo así como la existencia de un grado constante de temperatura (cerca de 3 grados absolutos) en todos los extremos de la parte perceptible del Universo, y también la fotografía del resto de humo cósmico primario sobre los extremos de la parte perceptible del Universo.

A pesar de la objeción de un número no despreciable de especialistas en los campos de la astronomía, y de la física astronómica contra la tesis de la gran explosión, nosotros los musulmanes aceptamos esta tesis considerándola cerca de la verdad de la que se encuentra una referencia en el libro de Allah  desde hace 14 siglos, y en el que Allah  (Glorificado y Enaltecido sea) dice:
 

(¿Es que no ven los que se niegan a creer que los cielos y la tierra estaban juntos y los separamos? ¿Y que hemos hecho a partir del agua toda cosa viviente? ¿No van a creer?). (30 /21)

 Y la creación del universo por medio del fenómeno de una gran explosión es uno de los signos más evidentes sobre la creación y su ordenación, porque es sabido que la explosión con su naturaleza lleva a esparcir la materia y dispersarla, dejando la destrucción por detrás. Mientras que el proceso de la explosión cósmica llevó a  la creatividad de un sistema de minucioso diseño, de perfectos bloques, volúmenes, dimensiones, órbitas, velocidades y relatividades. Este sistema está basando en un solo método desde su mínima hasta su máxima unidad a pesar de la grandeza de sus cuerpos celestes, sus dimensiones, sus unidades y agrupaciones y la complicación en sus relatividades.

Y esa explosión que dio tal resultad, no puede ser realizada sin un orden, y una estimación tan perfectos, minuciosos, con sabiduría de todas las cosas, y un poder que no puede ser originado sino por el Creador, el Sapientísimo, el Conocedor. 

La existencia de la materia y su contrario (la antimateria) revelan dos realidades: la Creación y su organización: 

Durante el primer cuarto del siglo veinte, todos los cálculos matemáticos y los descubrimientos en el firmamento revelan el antagonismo en la creación. Así pues, la luz se mueve a veces en forma ondulatoria y otras en forma corpuscular (fotones) y este antagonismo se confirma para la materia, pues parte de la misma no es un punto geométrico sino un ente que se mueve en el espacio bajo la forma de onda.Esta observación ha llevado a descubrir la existencia del opuesto del electrón (o su pareja), y que si estos dos elementos antagónicos llegan a encontrarse, uno de ellos anula al otro, o sea, lo elimina y hace que su existencia llegue a anularse.

Esto significa que cualquier cantidad limitada de energía puede materializarse en dos corpúsculos, uno de ellos contrario al otro en todas sus propiedades, es decir, que es una réplica semejante al otro pero con las propiedades inversas, y que ambos contrarios si se llegan a encontrar se destruyen mutuamente. Y lo extraño de todo es que se descubra en el firmamento la materia y la antimateria a todos los niveles, desde los componentes esenciales de la materia así como de la materia en sí misma.

-Quarks y Antiquarks.

-Neutrinos y Antineutrinos.

-Positrones y Electrones (Negatrones)

-Protones y Antiprotones.

-Neutrones y Antineutrones.

-Materia y antimateria. 

Creen los astrónomos y la Astronomía que el Universo ha tenido comienzo con la interacción de la materia y sus contrarios, o sea, que ha empezado de la nada. Y la pregunta obligada es: ¿quién ha separado esos contrarios para dar origen a la existencia?. Y ninguna persona juiciosa puede imaginar eso sin la intervención del Creador, el Sapientísimo.

E incluso después de separar los contrarios para crear el Universo, ven los científicos la necesidad de que algunos de esos contrarios acaben con algunos otros, y otra pregunta obligada es: ¿cuál es el límite entre la materia y la antimateria en el firmamento hoy día para que pueda subsistir el Universo?. ¿Y quién lo estableció?. ¿Y quién sigue manteniéndolo?.

La respuesta ineludible es: lo ha establecido el Creador, el Omnipotente, quien al ordenar que exista cualquier cosa, lo es. Por eso, las etapas de la Creación del Universo desde el momento de la gran explosión fueron planificadas por la protección divina con una precisión minuciosa en lo que se refiere a control de grados de temperatura y a las proporciones de los elementos iniciales que intervienen para dar lugar a la materia, y a la velocidad de expansión universal y demás cuestiones, hasta que hubo alcanzado el Universo su condición actual, y no es posible que todo eso se haya dado sin la obra y el orden emanado de Allah , el Conocedor, el Sapientísimo.

 La creación de los componentes dentro de las estrellas y en el firmamento son pruebas de una fuerza creadora  y de una ordenación:

Mediante un minucioso estudio de la composición química de la parte abarcable del Universo se ha puesto de manifiesto que la mayor parte del gas existente es Hidrógeno, que comprende más del 74% de la materia universal visible, siendo el Hidrógeno el más ligero y el que menos se estructura.Le sigue al Hidrógeno en proporción en la materia universal abarcable, el Helio, que comprende el 24% de la materia cósmica ( es el segundo componente en la tabla periódica de los elementos químicos). Esta observación llevó a una correcta inferencia en relación a que todos los elementos conocidos ( más de 105) se formaron todos a partir del Hidrógeno.Y estudiando la estrella más próxima a nosotros, el Sol, se ha puesto de manifiesto que su combustible es el Hidrógeno, que requiere de cuatro átomos del mismo para formar un átomo de Helio y la energía se activa mediante una operación conocida con el nombre de fusión nuclear, por eso las estrellas son una especie de hornos atómicos cósmicos en cuyo seno se constituyen los componentes desde los núcleos de átomos de Hidrógeno hasta los de Hierro, al que alcanza la operación de fusión nuclear solamente en las últimas etapas de la vida de las estrellas gigantes, en el momento de su explosión conocidas con el nombre de Supernovas, y con la explosión del astro se esparcen sus componentes de hierro en el firmamento para entrar en el campo de atracción de constelaciones que requieren de hierro, o para atraer hacia sí algunos componentes primarios de la materia, formando así los componentes más elevados en cuanto a su peso nuclear. Y esta operación por sí sola basta para confirmar la realidad de la voluntad creadora.

 La estructura de una célula viviente es la fiel expresión de la innegable fuerza creadora y su ordenación.

                   ·  Si sabemos que la cantidad de especies vivas conocidas por nosotros hasta ahora superan el millón y medio de especies, que la cantidad de especies ya extintas cuyos restos arqueológicos encontramos sobre las rocas de la Tierra superan el cuarto de millón, y la cantidad de especies previsibles para la las distintas formas de vida a la luz de los descubrimientos contemporáneos alcanza la cifra de cinco millones aproximadamente... 

                  · Y que el promedio de esperanza de vida para una misma especie oscila entre medio millón hasta cinco millones de años, pudiendo alcanzar los diez millones, representando durante ese periodo a billones de individuos.

                   · Y que el cuerpo humano, como ejemplo, está formado por millones de millones de tipos de células diversas. 

                  · Que una misma célula viva alcanza tal complejidad en su estructura- a pesar de su reducida dimensión- que supera todas las realizaciones técnicas llevadas a cabo por el hombre aparte las que piensa realizar y que aún no ha conseguido. La célula viva, pues, está constituida normalmente por una membrana plasmática (tanto en el hombre como en los animales) llena de un líquido celular orgánico (citoplasma) y en el centro de este líquido se encuentra el núcleo, y este citoplasma es de estructura compleja y heterogénea, formado principalmente por proteínas, grasas, algunos azúcares y otros componentes diversos. En este líquido se encuentran cantidad de corpúsculos especializados (las vesículas) que hacen de intermediarios a través de las cuales se transportan las substancias, los componentes y las órdenes procedentes del núcleo hacia cualquiera de estas vesículas y desde cualquiera de ellas hacia otras o hacia el exterior de la célula.Y el citoplasma está separado del núcleo mediante dos envolturas y el núcleo almacena la mayor parte del material genético de la célula.

En cuanto al retículo endoplásmico lo que hace es relacionar la envoltura nuclear y la envoltura celular, y es una red compleja a la que se adhieren pequeños gránulos llamados ribosomas que se ocupan de fabricar más de doscientos tipos de proteínas para abastecer la célula viva, según las órdenes recibidas desde en núcleo celular. Existen los lisosomas, que son vesículas encargadas de transportar encimas, consistentes en sustancias proteicas que fabrican los ribosomas y que ayudan a digerir las sustancias alimenticias dentro de la célula, y existen vesículas encargadas de transformar sustancias orgánicas en energía que necesita la célula viva en una cantidad limitada de sus actividades. 

Y la célula vegetal difiere en cuanto sus membranas están formadas por materia no viva, constituida por cloroplastos (clorofila), que es una sustancia necesaria para la fotosíntesis.

Y el material genético es almacenado en corpúsculos diminutos dentro del núcleo celular conocidos con el nombre de cromosomas cuya cantidad es determinada en función de la especie de vida, y los cromosomas portan los genomas (genes) que contienen las características hereditarias del individuo propio de su especie, y las cuales dan órdenes a la célula para dividirse, y la discriminación y el nacimiento de especies diversas de proteínas, razón por la cual el núcleo es la base de datos de la célula.Está rodeado el núcleo por una membrana llamada membrana nuclear, que consta de una sustancia granular muy fina llamada el plasma nuclear que transporta los cromosomas y el nucleótido, y este puede ser uno o varios. 

Y si sabemos que la célula viva le ha dado el Creador, Glorificado y Altísimo sea, la capacidad para producir doscientos mil tipos de proteínas de las cuales existen más de un millón de tipos, y que un fragmento de proteína consta de cadenas de fragmentos de aminoácidos, y que los aminoácidos más conocidos y los que son capaces de construir partes de proteínas son veinte aminoácidos. Y esto ácidos son sustancias sólidas, no vivientes en sí, cristalizables, de fácil disolución en agua en la mayor parte de las condiciones.

Y que el aminoácido consta de seis elementos básicos, que son el Carbono, el Hidrógeno, el Oxígeno, el Nitrógeno, el azufre y el Fósforo. Y que la elección de estos elementos de entre más de 105 elementos conocidos hasta hoy día por el procedimiento aleatorio resulta estadísticamente un hecho imposible.

Y los aminoácidos más adecuados para construir un fragmento de proteína deben ser necesariamente de un tipo especial (un millar), y los átomos deben estar ordenados en ello en torno al átomo de Carbono de izquierda a derecha, y el aminoácido debe estar ordenado también en el fragmento de proteína de izquierda a derecha y estar enlazados de una manera especial conocido con el nombre de enlace péptido y estos enlaces convierten la formación de un solo fragmento de proteína por el procedimiento aleatorio algo imposible.Y si sabemos que la más simple proteína está formada por cincuenta segmentos de entre los veinte segmentos de aminoácidos conocidos con todos estos vínculos mencionados anteriormente, y que algunas de ellas está constituida por miles de segmentos de aminoácidos ordenados de manera determinada, se hace evidente para nosotros de manera diáfana que la simple formación de un solo fragmento proteico de forma accidental es estadísticamente algo inverosímilmente imposible. Por eso vino esta noble áyat coránica con esa aseveración divina hace más de catorce siglos para calmar los espíritus inquietos y las mentes indecisas en medio de tantas teorías, planteadas como alternativas a la Creación terminando todas ellas en el más estrepitoso fracaso.

Pues Elevado sea el que dijo: (Allah  es el Creador de toda cosa y Él es por toda cosa Encargado), lo cual es una anticipación científica a todos los conocimientos humanos, y las Bendiciones, la Paz y la Gracia de Allah  sea sobre nuestro señor Mohammad, quien recibió el Corán de parte de su Señor e hizo llegar el mensaje, llevó a cabo la responsabilidad, aconsejó a su comunidad, se esforzó en el camino de Allah  hasta que le vino la Evidencia, y que Allah  le premie de la mejor manera y Alabanzas a Allah  desde el principio hasta el final de los tiempos.

Por DR/ Zaglol El Naggar
www.zelnaggar.com