Mar07142020

Last updateVie, 17 Abr 2020 9am

Back Está aquí: Portada Historias El Profeta Adam (Adán)

El Profeta Adam (Adán)

El Profeta Adam (Adán)

Adam fue el primer hombre creado por Dios. Fue creado para que viviera en la Tierra. Sin embargo, a Satanás no le gustó esto. Aunque Satanás estaba hecho de fuego, vivía con los ángeles.

 El pensaba que era mejor que Adam, y se volvió enemigo de éste empeñado en hacer que Adam desobedeciera a Dios. Adam y su mujer vivían en el Paraíso en donde Dios les había puesto. El Paraíso era el lugar más hermoso que puedas imaginar. No hacia ni frío ni calor. Adam y su mujer nunca pasaban hambre ni sed. Esta era otra de las cosas que a Satanás no le gustaba. Así pues, Satanás se acercó a Adam y a su mujer y les dijo que comieran de cierto árbol. Ahora bien, Adam y su mujer sabían muy bien que ni siquiera debían acercarse a aquel árbol, y entonces no escucharon a Satanás. Pero Satanás siguió tratando de convencerles.

Les tentaba diciéndoles que vivirían para siempre si comían de aquel árbol y se convertirían en ángeles.  

Al final, cansados por la insistencia de Satanás, Adam y su mujer cedieron. Llegaron a creer lo que Satanás les contaba y comieron del árbol, en contra del mandato de Dios. Pero pronto sintieron mucho su desobediencia y su debilidad al escuchar a Satanás. Adam y su mujer se pusieron muy tristes y pidieron a Dios que les diera Su perdón. Dios les perdonó, porque Él es el Clemente. Dios entonces les dijo a Adam y a su mujer que tenían que bajar a la Tierra y vivir allí algún tiempo. Pero les prometió que podrían volver al Paraíso siempre que ellos y sus hijos le obedecieran en el futuro.  

Dios le dijo también a Adam que él sería su primer profeta. Le serán enviados a la Humanidad muchos profetas y si el hombre escucha la palabra de los profetas, entrará en el Paraíso cuando muera. Pero si no escucha, irá al infierno y quedará allí con el malvado Satanás.   

Entonces, Adam y su mujer descendieron a la Tierra. En la Tierra, criaron a sus hijos, y a su vez éstos a los suyos. De esta manera, se sucedieron las generaciones de la Humanidad sobre la Tierra y Dios mandó a Sus enviados a todas ellas. Estos profetas dijeron: Adorad solo a Dios. Dios os creado. Dios ha creado para vosotros las plantas y los animales para que comáis de ellos. Sed agradecidos a Dios, hacer siempre el bien.  

 Esto fue lo que Adam, el primer profeta de Dios les dijo a sus hijos.  Después de él vinieron muchos Profetas y Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) es el último de los Profetas.