Sáb11182017

Last updateDom, 04 Jun 2017 11pm

Back Está aquí: Portada Fiqh Oracion/Reza la oración en Fotos

la oración en Fotos

PRIMER CICLO

Levantar las manos a la altura de las orejas y decir:
“Dios Es El más Grande” (En árabe: Allahu Akbar)

 

Poner la mano derecha sobre la parte posterior de la mano izquierda y ambas sobre el pecho y recitar en voz baja: “Glorificado seas, Oh Allah, tuya es la alabanza, bendito sea Tu Nombre y nadie tiene el derecho de ser adorado salvo Tu.

” (En árabe: Subhánaka Alláhuma wa bihamdika wa tabárakas-muka wa ta'ála Yadduka wa lá iláha gairuka)

(Así como se puede también recitar cualquier otra Du'a que fuera registrado en la Sunnah).

Luego diga: “Me refugio en Allah del maldito Shaitán (Satanás)”
(En árabe:A’udhu billáhi minash Shaitán ar rayim)


Seguidamente recitar (en voz alta o baja dependiendo de la oración que se esté realizando) la Sura (capítulo) de apertura del Corán (Al-Fátihah):
1. En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso,
2. Alabado sea Allah, Señor del universo,
3. Clemente, Misericordioso,
4. Soberano en el Día del Juicio,
5. Sólo a Ti adoramos y de Ti imploramos ayuda.
6. Guíanos por el sendero recto.
7. El sendero de quienes agraciaste, no el de los execrados ni el de los extraviados.
Amén.
Traducción:
1. Bismillahi, Ar Rahmán, Ar Rahím,
2. Al Hamdulillahi, Rabbil ‘Alamín,
3. Ar Rahmán, Ar Rahím,
4. Máliki Iaumi Ad Dín,
5. I-yáka na’budu Wa I-yáka nasta’in.
6. Ihdinás Sirátal Mustaquim.
7. Sirátal ladhina an’amta ‘alaihim, Gairil Magdubi ‘alaihim Wa la Ad-dálin.
Amín.
Luego recitar una Sura cualquiera, por ejemplo:
“En el Nombre de Allah, Clemente, Misericordioso.”
1. Di: Él es Allah, la única divinidad.
2. Allah es el Absoluto.
3. No engendró, ni fue engendrado.
4. No hay nada ni nadie que se asemeje a Él. (Sura 112)
Traducción:
Bismillahi, Ar Rahmán, Ar Rahím.
1. Qúl Hua Allahu Ahad.
2. Allahus Samad.
3. Lam Ialid Wa lam Iulad.
4. Wa lam Iakun lahu Kufuan Ahad.

Levantar nuevamente las manos a la altura de las orejas y diga: Allahu Akbar.
 
 

Inclinarse hacia adelante manteniendo las piernas rectas, y posando las manos sobre las rodillas. En esta posición se debe decir tres veces: “Glorificado seas mi Señor, el Grandioso” (En árabe: Subhana Rabbil ‘Adhim).

Levantarse hasta estar nuevamente erguido y decir mientras se levanta: “Allah Oye a aquellos que lo alaban” (Sami’Allahu liman Hamida), cuando se encuentre completamente derecho, diga: “Oh Señor, a Ti pertenece toda
Alabanza” (Rabbana Wa lakal Hamd). Despus levante nuevamente sus manos a la altura de las orejas y diga: Allahu Akbar.
 
   

Postrarse colocando las manos, rodillas, frente y nariz contra la tierra. Los dedos de los pies deben igualmente estar apoyados en la tierra, orientados hacia la Qiblah. Los codos no deben estar apoyados a la tierra y tienen que estar ligeramente inclinados hacia los lados. En esta posición se dice: “Glorificado Seas mi Señor, el Altísimo.” (Subhana Rabbil A’la)
 
 
 
   

Levantar la cabeza diciendo “Allah Es El más Grande” (Allahu Akbar), hasta quedar sentado sobre sus pies. Poner las palmas de las manos sobre los muslos con los dedos orientados hacia las rodillas y decir: “Oh Señor, perdóname, Ten misericordia de mí, guíame, protégeme y proporcióname sustento” (Rabbí Igfirlí, War Hamní, Wahdiní, Wa ‘Afiní, War Zuqní).
 
   

ASI SE VE LA ANTERIOR FOTO DE ATRÁS
 

 

Postrarse por segunda vez, diciendo mientras se inclina “Allah Es El más Grande” (Allahu Akbar), y repetir tres veces: “Glorificado Sea mi Señor, El Altísimo” (Subhana Rabbil A’la).

Levantar la cabeza diciendo “Allah Es El más Grande” (Allahu Akbar), y sentarse brevemente.
 

SEGUNDO CICLO
Ponerse de pie nuevamente y levantar las manos a la altura de las orejas diciendo: “Dios Es El más Grande” (Allahu Akbar)

Poner la mano derecha sobre la mano izquierda y ambas sobre el pecho, y recitar (en voz alta o baja dependiendo de la oración que se esté realizando) la Sura (capítulo) de apertura del Corán (Al-Fátihah):
1. En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso,
2. Alabado sea Allah, Señor del universo,
3. Clemente, Misericordioso,
4. Soberano en el Día del Juicio,
5. Sólo a Ti adoramos y de Ti imploramos ayuda.
6. Guíanos por el sendero recto.
7. El sendero de quienes agraciaste, no el de los execrados ni el de los extraviados.
Amín.
Traducción:
1. Bismillahi, Ar Rahmán, Ar Rahím,
2. Al Hamdulillahi, Rabbil ‘Alamín,
3. Ar Rahmán, Ar Rahím,
4. Máliki Iaum Ad Dín,
5. I-yáka na’budu Wa I-yáka nasta’in.
6. Ihdinás Sirátal Mustaquim.
7. Sirátal ladhina an’amta ‘alaihim, Gairil Magdubi ‘alaihim Wa la Ad-dálin.
Amín.
Luego recitar una Sura cualquiera, de preferencia una diferente a la que ya se ha recitado en el primer ciclo. Puede recitar por ejemplo:
En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso.
1. Ciertamente te agraciamos con Al Kauzar [Nombre de un río en el Paraíso].
2. Reza, pues, a tu Señor y sacrifica [los animales en Su nombre].
3. Por cierto que a quien te desdeñe y odie, le privaremos de todo el bien [en esta vida y en la otra].

Traducción:
Bismillahi, Ar Rahmán, Ar Rahím,
Inná A’tainákal Kauzar.
Fasal-li Li Rabbika Wan-har.
Inná Shá-niaka Hual Abtar.

Levante nuevamente sus manos a la altura de las orejas y diga: Allahu Akbar.

Inclinarse hacia adelante manteniendo las piernas rectas, y posando las manos sobre las rodillas. En esta posición se debe decir tres veces: “Glorificado seas mi Señor, el Grandioso” (En árabe: Subhana Rabbil ‘Adhim).

Levantarse hasta estar nuevamente erguido y decir mientras se levanta: “Allah oye a aquellos que lo alaban” (Sami’Allahu liman Hamida), cuando se encuentre completamente derecho, diga: “Oh Señor, a Ti pertenece toda Alabanza” (Rabbana Wa lakal Hamd). Después levante nuevamente sus manos a la altura de las orejas y diga: Allahu Akbar.

   
   

Postrarse colocando las manos, rodillas, frente y nariz contra la tierra. Los dedos de los pies deben igualmente estar apoyados en la tierra, orientados hacia la Qiblah. Los codos no deben estar apoyados a la tierra y tienen que estar ligeramente inclinados hacia los lados. En esta posición se dice: “Glorificado Seas mi Señor, el Altísimo.” (Subhana Rabbil A’la)

Levantar la cabeza diciendo “Allah Es El más Grande” (Allahu Akbar), hasta quedar sentado sobre sus pies. Poner las palmas de las manos sobre los muslos con los dedos orientados hacia las rodillas y decir: “Oh Señor, perdóname, Ten misericordia de mí, guíame, protégeme y proporcióname sustento” (Rabbí Igfirlí, War Hamní, Wahdiní, Wa ‘Afiní, War Zuqní).

Postrarse por segunda vez, diciendo mientras se inclina “Allah Es El más Grande” (Allahu Akbar), y repetir tres veces: “Glorificado Sea mi Señor, El Altísimo” (Subhana Rabbil A’la).

Levantar la cabeza diciendo “Allah Es El más Grande” (Allahu Akbar), y sentarse. Con las manos sobre los muslos, decir: “Las salutaciones son para Allah, todos los actos de adoración y las buenas obras. Que la Paz, la Misericordia y las Bendiciones de Allah sean para ti, ¡oh Profeta! Que la Paz sea sobre nosotros y sobre Tus siervos virtuosos” (At-Tahiátu lillahi was-salawátu wattaiebatu assalámu 'alaika aiuhan-nabiu wa rahmatulláhi wa barakátuhu. Assalámu 'alaina wa 'ala 'ibadi-lláhis-sálihin.)

Luego cierre los dedos de la mano derecha, y extienda el dedo índice, levántelo y muévalo mientras recita: “Atestiguo que no hay dios salvo Allah y atestiguo que Muhammad es Su siervo y mensajero” (Ash-hadu an lá iláha illaláhu Wa ash-hadu anna Muhammadan 'abduhu wa rasuluhu.)

Apoye nuevamente sus palmas sobre los muslos, y diga: “Oh Allah, exalta a Muhammad y a la familia de Muhammad, como exaltaste a Abraham y a la familia de Abraham. Ciertamente Tú eres Alabadísimo y Majestuoso ¡Oh Allah! Bendice a Muhammad y la familia de Muhammad, como bendijiste a la familia de Abraham y a la familia de Abraham. Por cierto Tú eres Alabadísimo y Majestuoso”
(Allâhumma Salli 'ala Muhammad wa 'ala Aâli Muhammad Kamâ sallaita 'ala Ibrâhim wa ‘ala Aâli Ibrâhim. Innaka Hamidun Mayid. Allâhumma Bárik 'ala Muhammad wa 'ala Aâli Muhammad Kamâ barakta 'ala Ibrâhim wa ‘ala Aâli Ibrâhim. Innaka Hamidun Mayid). “¡Oh Allah! Me refugio en Ti del tormento de la tumba, del castigo del fuego, de las pruebas y tribulaciones de la vida y de la muerte, y de la aflicción del maldito Masihi Dayal (el falso mesías)” (Allahumma inni a’udhu bika min ‘Adhábil-Qabr, wa min ‘adhabi Yahannam, wa min fitnatil Mahia wal Mamát wa min fitnatil Masihi Ad-Dayál).

Gire su rostro, primero hacia su lado derecho, diciendo: “La paz y la misericordia de Dios sea con vosotros” (Assalamu ‘Alaikum Wa Rahmatullah).
 
   

Finalmente y para concluir la oración, gire su rostro, hacia su lado izquierdo, diciendo: “La paz y la misericordia de Dios sea con vosotros” (Assalamu ‘Alaikum Wa Rahmatullah).