Prescripciones relacionadas con el animal del sacrificio [Udhiah]

El sacrificio es uno de los grandes ritos del Islam, y es un acto de adoración que nos acerca a Allah, Enaltecido Sea. Además, es un acto que indica la adoración sincera a Allah, Único, la sumisión a Sus órdenes y el alejamiento de Sus prohibiciones. De ahí, se estableció su legitimidad en el Islam, y los ‘Ulama’ (eruditos) hablaron sobre sus prescripciones, que se pueden resumir en los siguientes puntos:

Su legitimidad:

El animal del sacrificio es lo que se sacrifica durante los días del sacrificio (el día 10 de Dhul Hiyyah y los próximos tres días) con la intención de acercarse a Allah, Glorificado Sea. Este acto de adoración está basado en los textos del Corán, la Sunna y el consenso de los sabios.

En cuanto al Corán, Allah Dice (lo que se interpreta en español): {Reza, pues, a tu Señor y sacrifica [los animales en Su nombre].} [Corán 108:2]

En cuanto a la Sunnah, el Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Quien sacrifique su animal después de la oración, cumplirá su rito (del ‘Id) y seguirá el método de los musulmanes”. [Bujari]

Además, fue confirmado que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, sacrificó dos carneros blancos con cuer­nos. Puso su pierna sobre sus cuellos y los degolló con su mano, mencionando primero el Nombre de Allah y luego el Takbir (decir: Allahu Akbar –Allah Es el más Grande)”.[Bujari y Muslim]

Los eruditos musulmanes están de acuerdo en la legitimidad de realizar el sacrificio del animal en el ‘Id, y que este acto es de los ritos del Islam.

Hay muchos Hadices sobre su virtud y su gran recompensa, y aunque no son auténticos, sin embargo, el sacrificio sigue siendo uno de los ritos que Allah Ordenó glorificar. Además, se considera seguimiento de la Sunnah del Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam, que solía realizar y nunca lo dejó.

Su veredicto legal:

La mayoría de los sabios ven que el sacrificio del animal es un acto confirmado de la Sunnah (que el Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nunca dejaba) en cuanto a los que tienen la capacidad de hacerlo, según el Hadiz narrado por Um Salamah, que Allah Esté complacido con ella: “Cuando comiencen los primeros diez días de Dhul Hiyyah y alguno de vosotros quiera sacrificar (una ofrenda), que no corte nada de su cabello ni de su piel”.[Muslim]

Así, el Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam, basó el cumplimiento del sacrificio en la voluntad del musulmán, y si hubiera sido un deber, no lo habría dejado a la voluntad.

Además, fue narrado que el Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam, sacrificó en nombre de cualquier musulmán de su Ummah que no hubo sacrificado, como está registrado en Sunnan Al-Tirmidhi y otros. Por consiguiente, no es un deber.

No obstante, algunos eruditos opinaron que es un acto obligatorio por el Hadiz: “Cada familia debe sacrificar”; y: “Quien tiene la capacidad para sacrificar pero no lo hace, no debe entrar en nuestra mezquita”. [Ahmad]

Por eso, para precaución, el musulmán debe ofrecer sacrificio, si puede, porque esto lleva a glorificar a Allah, recordarlo y cumplir con un deber.

Las condiciones que deben tener los animales del sacrificio:

Hay ciertas condiciones que se deben cumplir para que el sacrificio sea aceptado:

Primero: El animal debe ser de las reses: camello, vaca, carnero y cabra. Allah Dice (lo que se interpreta en español): {Por cierto que Hemos prescrito a cada nación sus ritos. Recordad el nombre de Allah al sacrificar las reses que os Proveímos. Vuestra divinidad es una sola. Someteos a Él, y albricia [¡Oh, Muhammad!] a los humildes [que obtendrán la bienaventuranza].} [Corán 22:34]

También, el Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “No sacrifiquéis un animal que aún no ha llegado a la edad del sacrificio (los camellos que tienen cinco años, las vacas que tienen dos años, los ganados que tienen un año), salvo si os resulta difícil; entonces, sacrificad un cordero que tiene medio año de edad". [Muslim]

El Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam, no sacrificó otro tipo de animales sino estos, ni ordenó a sus Compañeros, que Allah Esté complacido con ellos, sacrificar otro tipo de animales; por eso, se debe seguirlo al respecto.

Segundo: Ese animal debe tener la edad considerada por la Shari‘ah, según el Hadiz antes mencionado. Los mejores animales para el sacrificio son los camellos, luego las vacas, después los corderos. Además, los camellos y las vacas pueden ser sacrificados por siete personas, pero el cordero no puede ser sacrificado sino por una persona. Y ciertamente realizar el sacrificio individualmente es mejor que participar con otros.

Tercero: El animal debe ser libres de todo defectoque invalida el sacrificio, según el Hadiz que fue narrado por Al Bara’ ibn ‘Azib, que Allah Esté complacido con él: “Hay cuatro anima­les que no sirven para el sacrificio: el tuerto, el enfermo, el cojo y el fracturado que no puede alimentarse bien”. [Marfu‘]

En otra narración, se mencionó “El flaco" en lugar del “fracturado”.[Abu Dawud, An-Nasa’i, At-Tirmidhi e Ibn Mayah: Sahih (auténtico)]

Asimismo, hay defectos no deseados, pero no invalidan el sacrificio; sin embargo, es mejor que no existan. Como por ejemplo, si el animal tiene un cuerno corto, una oreja corta, la cola corta, etc.

Sin duda, el mejor animal para el sacrificio es el que tiene todas las cualidades perfectas como: ser gordo, tener mucha carne, ser de buena forma y de un precio elevado, ya que Allah Dice (lo que se interpreta en español): {Sabed que respetar los ritos de Allah dimana de la piedad de los corazones.} [Corán 22:32]

Comentando sobre la aleya, Ibn ‘Abbas, que Allah Esté complacido con él, dijo: “Respetar los ritos significa elegir un animal gordo, grande y bueno”.

Cuarto: Se debe sacrificar en el tiempo prescrito por la Shari‘ah; es decir, se inicia después de la oración del ‘Id, si el que sacrifica está en un lugar donde se realiza la oración en congregación. Y en cuanto a quien no puede realizar la oración debido a un viaje, etc., debe sacrificar después de un tiempo suficiente para realizar la oración. Si sacrifica antes de la oración, se considera carne que ofrece a su familia, según el Hadiz: Al Bara’, que Allah Esté complacido con él, narró que el Profeta, sallallahu 'alaihi wa sallam, dijo: “Lo primero que debemos hacer en este día, es orar, y luego, regresar y sacrificar (nuestros animales). Quien lo haga, habrá seguido nuestra Sunnah; y quien sacrifica antes de la oración, entonces se considera carne que ofrece a su familia y no será considerado como un sacrificio de cualquier forma... ". [Bujari]

Según la opinión preponderante, el tiempo del sacrificio dura hasta la puesta del sol del último día de los días de Tashriq (los tres días que siguen ‘Id Al Ad-ha), o sea, el día 13 de Dhul Hiyyah. Esto significa que el período del sacrificio es de cuatro días, según el Hadiz del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam: “El sacrificio del animal se efectuará en todos los días del Tashriq”. [Ahmad][Al-Albani: Hasan]

El sacrificio del animal:

Es preferible que uno sacrifique su animal por sí mismo, si puede hacerlo, porque el sacrificio es un acto de adoración con el que la persona se acerca a Allah, Enaltecido Sea. También, está permitido delegar a otro para hacerlo en su nombre, pues el Profeta, sallallahu 'alaihi wa sallam, sacrificó sesenta y tres camellos con su mano, y luego delegó a Ali, que Allah Esté complacido con él, para encargarse del resto.

Además, es necesario atenerse a las etiquetas del sacrificio, como tratar bien los animales, no prolongar su sufrimiento y dirigirse hacia la Qiblah. Si el animal del sacrificio es un camello, entonces, según la Sunnah, se degüella mientras está de pie con su pata delantera izquierda atada. Esto es el significado de la aleya en la que Allah Dice (lo que se interpreta en español): {Recordad el Nombre de Allah sobre ellos cuando estén dispuestos en fila [para ser sacrificados]; y luego de que se desplomen, comed de ellos.} [Corán 22: 36] En cambio, los otros animales se sacrifican mientras están acostados sobre su lado izquierdo.

También, es recomendable poner la pierna sobre el cuello del animal y decir: “Bismil-lah, Allahu Akbar (En el Nombre de Allah, Allah Es el más Grande)”, pidiendo a Allah que lo Acepte.

Un animal de sacrificio se considera suficiente para un hombre y los miembros de su familia, incluso si son muchos. Pues, Abu Aiub Al Ansari, que Allah Esté complacido con él, narró: “Durante la vida del Profeta, sallallahu 'alaihi wa sallam, el hombre sacrificaba una oveja en su nombre y en el nombre de su familia. Luego, ellos comían y daban caridad de ella”. [At-Tirmidhi]

Asimismo, es recomendable que el hombre coma de su animal de sacrificio, dé una parte como regalo y dé otra parte como caridad. Y la cantidad es flexible. Sin embargo, la opinión de los eruditos es que debe dividirlo en tres tercios: un tercio para él (y su familia), un tercio se da como un regalo y otro tercio se da como caridad.

Está prohibido vender cualquier cosa del animal de sacrificio, ya sea carne, piel, lana o cualquier otra cosa, porque se considera dinero que la persona ha entregado por la causa de Allah, el Altísimo, y, por lo tanto, no está permitido cambiar de opinión acerca de esa intención y ese dinero que se entregó a Allah, el Altísimo, como (en el caso de) la limosna.

Además, al carnicero no se le debe dar nada del animal de sacrificio a cambio de su trabajo, por el Hadiz de Ali, que Allah Esté complacido con él, donde narró que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, le ordenó no dar nada del animal a la carnicería. [Bujari], porque este acto incluye el sentido de la venta. No obstante, no hay ningún problema si se da una parte de ello como caridad o regalo después de pagarle su sueldo.

Es un acto de Sunnah para la persona que tiene la intención de sacrificar, al empezar los primeros diez días de Dhul Hiyyah, que no se recorte nada del cabello, ni de la piel ni siquiera de las uñas, hasta sacrificar el animal, pues el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Si veis la luna nueva de Dhul Hiyyah y alguno de vosotros quiere sacrificar, que no se corte el pelo ni las uñas (hasta sacrificar)”. [Bujari y Muslim]

Además, la persona que quiere sacrificar debe tener la intención de acercarse a Allah, Enaltecido Sea, con este acto, para ofrecer dicho sacrificio con satisfacción. También, debe dar su regalo y limosna a los más cercanos a él y a aquellos que más lo necesitan.

Fuente: Islam web