El ayuno de la mujer embarazada

El embarazo es una difícil y ardua travesía que inicia con buenas nuevas y termina con la llegada de un niño o niña recién nacida que llenará la vida de sus padres con gozo y felicidad.

Sin embargo, esta travesía se hace muy difícil en la estación el verano, y sobrellevarla mientras se ayuna lo hace aún más complicado. Los médicos están de acuerdo en que las embarazadas que no sufren de alguna enfermedad o dolencia pueden ayunar.

Por otro lado, si sufren de problemas de salud, tales como presión alta, diabetes, cistitis, anemia o problemas cardiacos, entonces está eximida de ayunar debido a su salud y no al embarazo en sí.

La ayunante embarazada debe romper su ayuno inmediatamente si sufre de uno o más de los siguientes síntomas:

Estimada hermana que estás o estarás embarazada insha Al-lah, he aquí algunos consejos que te ayudarán a pasar un mes de Ramadán seguro para ti y tu bebe:

La embarazada debe tener siempre en cuenta que Al-lah, Alabado sea, es Misericordioso y Gentil con Sus siervos y que no le impone a la persona más de lo que esta puede dar. Dice Al-lah, Elevado sea, en el Corán (lo que se interpreta en español): {Al-lah no exige a nadie por encima de sus posibilidades} [2:286]; por lo tanto, no se debe ver como una muestra de fe el ayunar o continuar ayunando si la madre o su médico de confianza ven algún perjuicio claro para la salud de ella y de su bebe.

Le deseamos un embarazo sin complicaciones y un ayuno aceptado, con el permiso de Al-lah, Alabado sea.