Jue01182018

Last updateJue, 11 Ene 2018 8pm

Back Está aquí: Portada Fiqh El ayuno (Ramadan) SHA´BÁN

SHA´BÁN

SHA´BÁN

nombre del mes octavo del calendario islámico, el predecesor del sagrado mes de Ramadán. Se trata de uno de los meses donde se pueden obtener más méritos. El Profeta Muhammad (s.a.w.) solía ayunar casi todo el mes. Estos ayunos no son obligatorios, pero en este mes hay que plantearse prepararse para el mes más sagr...ado que lo continúa.

1-Anas, (r.a.n.) transmitió del mensajero de Al-lah que éste fue preguntado: ¿Qué ayuno tiene más valor después del ayuno del mes de Ramadán? El mensajero de Al-lah respondió: ayunar en shabán en honor de Ramadán.

2-Usama Ibn Zaid (r.a.n.) transmitió que dijo a Rasulul-lah (s.w.a.): mensajero de Al-lah, te he visto ayunar tanto en el mes de shabán como nunca te he visto ayunar en otros meses. El Profeta de Allah dijo: shabán es un mes entre rajab y Ramadán, y es descuidado por mucha gente. Y es un mes en el cual la cuenta de los actos humanos es presentada ante el Señor de los Mundos, por tanto, deseo que mis actos sean presentados cuando yo me encuentre ayunando.

3-Aisha (r.a.n.) se dijo: el profeta Muhammad (s.a.w.) solía ayunar la mayoría del mes de shabán. Yo le dije: mensajero de Al-lah ¿es sahabán el mes en el que prefieres ayunar? Él dijo: en este año Al-lah prescribe el número de las personas que mueren este año. Es por eso, que quiero que mi muerte venga cuando me encuentre ayunando.

4-En otro hadiz se narra: el profeta Muhammad (s.a.w.) ayunaba en ocasiones tanto que pensábamos que nunca iba a dejar de ayunar. En otras ocasiones dejaba de ayunar hasta el punto que pensábamos que no iba a ayunar nuevamente. Nunca vimos al profeta ayunar un mes entero más que en Ramadán, y nunca le vimos ayunar con tanta frecuencia como en shabán.

El ayuno en shabán es por tanto uno de los méritos más recompensados por Al-lah, siempre y cuando no conlleve a la imposibilidad de ayunar en Ramadán después. Cada uno debe observar lo que sea capaz de hacer y nunca excederse más allá de los límites. El profeta se prohibió a sí mismo ayunar los dos días anteriores a Ramadán. Abu Huraira trasmitió que el Profeta dijo: no ayunéis después de que la mitad de shabán se haya pasado. Y es que el ayuno de shabán es opcional, siendo obligatorio el de Ramadán, cuando el Profeta dijo esto, lo dijo por las personas que si ayunaran mucho en shabán pudieran tener dificultades en Ramadán.