Mié05272020

Last updateVie, 17 Abr 2020 9am

Back Está aquí: Portada Familia Los Padres “El Paraíso Está Debajo De Los Pies De Las Madres”

“El Paraíso Está Debajo De Los Pies De Las Madres”

La madre en el Islam

El Islam considera el respeto a los padres y la observancia de sus derechos, la mayor obligación que debe tener una persona después de la obediencia a Dios.

Dice Allah, al respecto: “Sé agradecido Conmigo y con vuestros padres” (Sura Lucman, aleya 14).

Aquí, Dios Altísimo, luego de referirse a Su Propio Derecho, habla acerca del derecho de los padres.

  • Un hombre fue hacia el Sello de los Profetas y dijo: ¡Oh, Profeta de Dios! guíame ¿a quién debo hacer el bien para beneficiar completamente con mi buena acción?

     

     

    Él respondió: “Hazle el bien a tu madre!”

     

     

     

    Él preguntó: “¿Luego de ella?

     

     

     

    Él Profeta dijo: “¡Haz el bien a tu madre!

     

     

     

    Una vez más preguntó: “¿Y luego de ella?”

     

     

     

    El Profeta respondió: “A tu madre”

     

     

     

    El hombre dijo: “¿A qué otra persona debo hacer el bien?”

     

     

     

    El Profeta respondió: “A tu padre”.

     

     

     

    El Islam no se ha limitado a exaltar la posición de la madre, sino que le ha otorgado el rango de legisladora, considerando sus órdenes y prohibiciones como algo obligatorio a obedecer en algunos casos. Por ejemplo: Cuando algo que es recomendado por Dios (como un acto meritorio pero no obligatorio) se superpone con una prohibición por parte de la madre, el hijo debe obedecer a la madre.

     

     

     

    • Si un hijo quisiera llevar a cabo un viaje con objetivos religiosos, y la madre se lo prohíbe, le corresponde obedecer a la madre, y si él le desobedece en este asunto, no sólo fracasará en obtener su recompensa espiritual, sino que su rechazo a obedecer significará incluso cometer un pecado.Guerra Santa”.

    • Si tus padres te causan preocupación, tú no debes causarles problemas, y si ellos te castigan, tú no debes herirlos u ofenderlos. Debes rezar por ellos y demostrarles bondad y afecto.

    • Vuestra voz nunca debe levantarse sobre la de ellos.

     

    Es un derecho de tu madre a tu respecto que recuerdes que ella te llevó en su vientre durante largos meses y te alimentó con su vida.

  • Ella ocupó toda su vida para cuidarte y protegerte.

  • No tuvo reparo si ella misma estaba con hambre, mientras que tú eras alimentado hasta saciarte, o si ella estaba sedienta, mientras que tu sed era aplacada, o si no tenía poco abrigo, mientras que tú estabas bien cubierto, o si estaba bajo el ardiente sol, mientras que tú estabas protegido.

  • Obvió su dulce sueño y toleró el dolor del insomnio por amor a ti.

  • Ella te protegió del calor del verano y del frío del invierno.

  • Soportó todo dolor para tenerte y debes tenerla en cuenta.

  • Tú debes saber que eres incapaz de agradecer a tu madre como corresponde, a menos que Dios te ayude y te conceda el favor y la capacidad para compensarla.

 

Editado por M Ibn Abbas