Lun11202017

Last updateDom, 04 Jun 2017 11pm

Back Está aquí: Portada Familia La Mujer La mujer en El Islam Te Voy a Contar un Secreto, Compártelo con Todo el Mundo

Te Voy a Contar un Secreto, Compártelo con Todo el Mundo

Te Voy a Contar un Secreto, Compártelo con Todo el Mundo

Una mujer llamada Maryam conoció a una joven en la masjid (mezquita) llamada Aisha. Aisha parecía siempre risueña y feliz, aunque Maryam sabía que se había enfrentado a muchas luchas en su vida. Su anhelado matrimonio terminó rápidamente en divorcio.  Ella había luchado para obtener control sobre su vida de soltera. Ella no la había elegido, pero decidió vivir con mayor disfrute y satisfacción.

 Aisha era activa en la madrasa (escuela islámica), hizo un día una excursión, como líder del club deportivo para mujeres y por el movimiento para la da'wah (Difusión del Islam).


Maryam disfrutaba conociendo y viendo a Aisha. La cara de Aisha parecía sonreír siempre y Maryam la saludaba con un gran abrazo.

Un día le preguntó Maryam a Aisha, "¿Cómo es que siempre estás tan feliz, tienes tanta energía, y nunca pareces estar baja de moral?"

 

Con sus ojos sonrientes, Aisha dijo: "¡Sé el secreto!"

 

"¿Cuál  secreto es ese? ¿De qué estás hablando?" Maryam preguntó.

 

Aisha respondió: "Voy a contarte todo sobre él, pero tienes que prometerme que vas a compartir el secreto con otros".

 

Maryam: de acuerdo, "Bueno, ahora ¿qué es?"

 

"El secreto es éste: He aprendido que es poco lo que puedo hacer en mi vida que me haga realmente feliz. Tengo que depender de Allah para hacerme feliz y satisfacer mis necesidades. Cuando surge una necesidad en mi vida, tengo que confiar en Allah para suministrar conforme a sus riquezas. He aprendido más de una vez que no necesito de la mitad de lo que yo creo que sí. Él nunca me ha defraudado. Desde que supe ese secreto, estoy feliz".

 

Maryam, el primer pensamiento que tuvo fue que es demasiado ¡simple!, pero al reflexionar sobre su propia vida, recordó cómo ella pensó que una cosa más grande la haría feliz, pero ¡no lo hizo! Ella pensó que un mejor trabajo que pagaba mucho mejor la haría feliz, pero no fue así. ¿Cuándo se dio cuenta de su mayor felicidad? Sentada en el suelo con sus nietos, comiendo una pizza, un simple regalo de Allah.

 

"…A quien confía en Allah, Él le es suficiente…"

 

Surah At-Talaq 65 Ayah 3

 

"... Si sois creyentes, ¡confiad en Allah!"

 

Surah Al-Ma'idah 5 Ayah 23

 

"...cuando hayas tomado una decisión, confía en Allah, Allah ama a los que confían en Él. "

 

Surah al-'Imran 3 Ayah 159

 

"... confía en Allah! ¡Allah basta como protector! "

 

Surah An-Nisa 4 Ayah 81

 

Umar ibn al-Khattab, radiyallahu anhu (que Allah esté complacido con él), narró que el Profeta, sallallahu allayhi wasallam (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

 

"Si realmente os confiarais a Allah con verdadera certeza, Él os proveería como provee al pájaro que sale por la mañana temprano hambriento y regresa al final del día lleno y saciado."

 

(Transmitido por At-Tirmidhi)

 

Anas, radiyallahu anhu, informó que el Profeta, sallallahu allayhi wasallam, dijo:

 

“El cantidad de la recompensa es de acuerdo a la cantidad de sufrimiento. Cuando Allah quiere a algunas personas, los prueba (con las aflicciones y pruebas difíciles). El que entonces esté complacido y paciente (con el decreto de Allah) ha logrado la aceptación (de Allah), y el que no está satisfecho (con el decreto de Allah) sólo le alcanzará la ira (de Allah)”.

(Transmitido por At-Tirmidhi)