Jue07022020

Last updateVie, 17 Abr 2020 9am

Back Está aquí: Portada Aqida El Coxis y la Línea Primitiva

El Coxis y la Línea Primitiva

El Coxis y la Línea Primitiva

Abu Huraira, que Dios esté satisfecho con él, relató que el Profeta, Dios lo bendiga y lo salve, dijo: “El cuerpo íntegro del hijo de Adán[1] se convertirá en polvo, excepto el coxis,  del cual fue creado y a partir del cual su cuerpo será reconstruido[2]”.

Realidad histórica:

Según la embriología moderna, el coxis es la denominada Línea Primitiva. Es un hueso de pequeñas dimensiones articulado al último hueso de la espina dorsal y, por lo general, se compone de cuatro vértebras enlazadas. Dicha línea se forma antes de la completa creación del feto y, especialmente, antes de constituirse su sistema nervioso. Posteriormente esta línea primitiva desaparecerá y  de ella quedará sólo el coxis. 

Formación de la línea primitiva: Durante el decimocuarto día tanto el endodermo como el ectodermo crecen hasta tener forma de pera, llegando a ser la zona posterior más amplia que la anterior (porción caudal). Las células del ectodermo se desarrollan en la porción caudal formando la línea primitiva, que aparece, por primera vez, al decimoquinto día tras la fecundación

. En la línea primitiva se registran una división y un crecimiento rápidos. Las células se mueven a derecha e izquierda entre el ectodermo y el endodermo, dando lugar así al mesodermo.

A partir de la línea primitiva comienzan a  formarse el sistema nervioso, el notocordio y el mesodermo. Posteriormente se  constituyen los órganos del feto. De no existir esta línea primitiva estos órganos no podrían formarse y, por consiguiente, el disco embrionario no podría seguir desarrollándose.

Según la comisión británica Warnock, especializada en la fecundación humana y en el desarrollo embrionario, la existencia de esta línea permite a los médicos e investigadores realizar experimentos en embriones primordios producidos mediante fecundación artificial.

Al crearse la línea primitiva y debido a su actividad extensa surge lo siguiente:

Cuando se cierra el tubo neural aparecen la placoda ótica y la placoda óptica. El cerebro se compone en sus dos terceras partes por el tubo neural, mientras que la tercera parte constituye la formación de  la médula espinal.
 
En la parte externa del feto se desarrolla el mesodermo, creándose en él los somites que constituyen la espina dorsal y los músculos. Del mesodermo salen también las extremidades primitivas superiores e inferiores que componen el esqueleto, los músculos, el sistema urinario, el sistema generativo (venéreo), el peritoneo, la pleura, la membrana anterior del abdomen, la membrana de los pulmones, la membrana del corazón, los vasos sanguíneos, el corazón y los músculos del sistema digestivo.

 Por ello, la formación de la línea primitiva es un indicio importante de que los órganos corporales y el tejido del feto se están creando. De hecho, la organogénesis sólo comienza después de la formación de la línea primitiva, el sistema nervioso y los somites, y ésta alcanza desde la cuarta semana hasta el final de la octava. Al término de este periodo, todos los aparatos esenciales para el cuerpo y los órganos ya están formados, de modo que no queda nada por  crearse excepto pequeños detalles y el crecimiento de estos.

¿Qué pasa entonces con la línea primitiva?

Una vez formada a la cuarta semana de desarrollo, la línea primitiva comienza a encogerse y permanece quieta en la parte sacrococígea del feto. Los diminutos restos de esta línea primitiva, que no se pueden observar  a simple vista, y permanecerán allí para siempre.

Naturaleza del milagro:

Los hadices, los cuales  mencionan cosas relacionadas con el cóxis se clasifican entre los dichos milagrosos del Profeta. La embriología moderna ha demostrado que el hombre se crea a través del cóxis conocido también con el nombre de Línea Primitiva. Según la verídica información del Profeta, esta última ayuda a que las células a crezcan y se formen los órganos. Inmediatamente después, se compone el sistema nervioso primitivo. Luego desaparece esta línea primitiva con excepción de una parte invisible que permanece en el coxis, y a partir de la cual, se reconstruirá el hombre, el Día del Juicio Final.