Mar12012020

Last updateVie, 17 Abr 2020 9am

Back Está aquí: Portada Aqida Al Haia’ (la vergüenza)

Al Haia’ (la vergüenza)

Al Haia’ (la vergüenza)

Al Haia’ (la vergüenza): uno de los modales del Islam

Debemos saber que la cualidad de Al Haia’ depende de qué tan vivo está nuestro corazón. Mientras más vida tenga nuestro corazón mejor será la calidad de esta virtud.

La esencia de Al Haia’

Al Haia’ es una virtud que nos empuja a realizar toda buena obra y evitar toda obra vana. Es una cualidad loable y el cúmulo de las virtudes, el ornamento de la fe y un cimiento del Islam.

El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Toda religión tiene una virtud moral (que la caracteriza), la del Islam es Al Haia’”.

Al Haia’ es una prueba de bienaventuranza, un indicio de integridad y una protección contra la perdición. Wahb Ibn Munabbih dijo: “La fe es desnudez, su vestido es la piedad y su gala es Al Haia’”. También se dijo: “Si la persona está revestida de Al Haia’ sus faltas no serán expuestas a otros”.


Debido a los méritos de Al Haia’ la Shari’ah islámica anima y ordena a la gente obtener esta cualidad, incluso la declara parte de la fe. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “La fe consta de sesenta y pocas partes. La mejor de ellas es decir: ‘la ilaha il-la Al-lah (nadie merece adoración sino Al-lah)’ y la menor de ellas es retirar un obstáculo del camino. Al Haia’ es parte de la fe”. [Bujari y Muslim]


El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Al Haia’ y la fe están fusionados; si uno de ellos se remueve, el otro también sale”. La razón de que Al Haia’ sea una parte de la fe es que ambas invitan a realizar buenas obras y le ayudan a uno para tal motivo. Además, ambas le impiden a uno realizar malas obras.


Cuando la gente es atrevida, ruda e indecente, uno nota que la pérdida de Al Haia’ es una de las principales causas de ello. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Uno de los dichos que llegaron a la gente (de la era preislámica) sobre los profetas tempranos es: ‘Si no tienes Al Haia’ haz lo que quieras’”.


Algunas personas descuidan hacer buenas obras, decir la verdad, prescribir el bien y prohibir el mal bajo el pretexto de sentir Al Haia’. Sin duda que esto es un entendimiento errado de lo que Al Haia’ significa. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, la mejor persona en la faz de la tierra, tenía el nivel más alto de Al Haia’. Era más vergonzoso que una virgen en su alcoba, y esto no le impedía decirla verdad, prescribir el bien y combatir el mal e incluso reaccionar estrictamente cuando Al-lah era desobedecido.


Al Haia’ no impidió que los musulmanes buscaran conocimiento y preguntaran sobre temas religiosos. Por ejemplo, Umm Sulaim, Al-lah Esté complacido con ella, le preguntó al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam: “En verdad que Al-lah no se avergüenza de la verdad. ¿Es necesario que una mujer realice el ghusl después de haber tenido un “sueño húmedo” (polución nocturna)?” Al Haia’ no le impidió hacer esta pregunta ni le impidió al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, responderle. Él le dijo: “Sí, si ella evidencia la eyaculación”.